avatar
1146 Usuarios conectados
logo revista palermo
Lunes a Viernes de 09 a 15 hs. - Teléfonos (11):
4331-6514 - 4331-5627
Correo electrónico:
informacion@revistapalermo.com.ar
:: Usuarios Registrados ::

Registrarse
Olvido su contraseña?
hipódromo
hipódromo
   Carrera 8 ESPECIAL TATAN    Carrera 11 HANDICAP ADVOCATE

BOTAFOGO, el caballo del pueblo.
YATASTO, el crack Argentino.
LUNATICO, el pingo de Gardel.
FORLI, la leyenda.
MAT BOY, sin rivales.
CYLLENE, no tiene precio.
FITZCARRALDO.
INVASOR, el mejor caballo del planeta.
TELESCOPICO, el ultimo cuadruple coronado.
OLD MAN, Jefe de Raza.
BAYAKOA, una yegua unica.
LA MISSION, la mejor yegua de pista argentina.
FORLI, la leyenda.

Invicto en Argentina, dueño del record de la milla con un tiempo de 1’ 33’’ 2/5, en la Polla de Potrillos, sin haber cumplido los tres años. Ganador de la “Cuadruple Corona” en Argentina (1966). El “Mejor Caballo del Año Argentino”.

Es interesante ver las carreras, y sus distancias, que componen la “Cuadruple Corona Argentina”: “GP Polla de Potrillos” (Arg-G1) 1600m, “GP Jockey Club” (Arg-G1) 2200m, “GP Nacional” (Arg-G1) 2500m y GP Carlos Pellegrini (Arg-G1) 3000m. Las tres primeras carreras constituyen la “Triple Corona”, reservada para los potrillos de tres años, como en todo el mundo.

El Carlos Pellegrini es una Gran Premio Internacional sobre los 3000 mts, para los mejores fondistas, sin límites de edad. Si el potrillo de tres años después de ganar la “Triple Corona”, ese mismo año gana el Pellegrini se alza con la “Cuadruple Corona”. Pocos han realizado tal proeza, después de ganarla “Forli” en 1966, la ganó “Telescópico” en 1978 y hasta la fecha en el 2008, nadie ha sido capaz de tal hazaña (han pasado de 30 años).

Después de su histórica hazaña e invicto, es vendido a EEUU en la impresionante suma de u$750.000 (en 1966), para que continúe su vida como reproductor. Si bien no eran las intenciones lo hicieron correr en USA, gana en sus dos primeras carreras y en la tercera se lesiona en el desarrollo de la misma perdiendo su invicto y siendo destinado definitivamente como semental.

Forli, padre de 21 generaciones de potros, con 718 foals, 504 llegaron a correr, 60 fueron ganadores de Stakes, y 322 de todos ellos fueron ganadores de 1188 carreras, obteniendo unas ganancias totales sus hijos de Usd 15,981,860, incluyendo a “Thatch” (Sussex Stakes -Gr.1), “Sadeem” (Gold Cup -Gr.1 en dos ocasiones), “Intrepid Hero” (Hollywood Derby -Gr.1), “Mademoiselle Forli” (Ladies Handicap -Gr.1), “Oraibi” (Malibu Stakes -Gr.2), “Forceten”, “Home Guard”, “Formidable”, “Gay Fandango” y obviamente, al mejor de todos ellos, “Forego” (uno de los mejores caballos de todos los tiempos).

Ubicándose por su “Average Earning Index” acumulado, como uno de los mejores 10 sementales en EEUU de las últimas décadas. Forli es reconocido como un gran semental en EEUU y Europa. También Figura cómo un gran abuelo materno principalmente en Inglaterra, Irlanda y Francia. Quizás su nieto de mayor calidad sea el jefe de raza “Nureyev”.

Siempre me llama la atención “Forli” y como puede ser que tenga un hijo como “Thatch”, mejor dos años en Inglaterra y Campeón de la Milla , con las mejores condiciones de velocidad y precocidad. Que tenga otro hijo como “Sadeem”, que gana el Ascot Gold Cup (4000 mts. aproximadamente) en los años 1988 y 1989, en el año 1988 también ganó el Goodwood Cup (3200 mts. Aproximadamente), competencias reservadas para los mejores fondistas europeos.

Un hijo de Forli, puede ser un gran fondista y el otro un mejor velocista. Si a esto le sumamos a su hijo “Forego”, que en el año 1974 fue el mejor velocista, mejor fondista y caballo del año en USA, siendo una actuación única y seguramente irrepetible en la historia de USA, teniendo en cuenta el desarrollo de los sprinters (velocistas), stayers (fondistas) y del hándicap que hacen.

La única explicación que encuentro es el talento. Parece ser que en el ADN de Forli solo hay talento.

Forli fue un gran corredor de la misma manera que un gran semental. Su influencia trasciende el mundo del S.P.C. Pocos caballos fuera de serie o cracks pueden tener un hijo de su calidad. Forego, su mejor hijo, no solamente ha mostrado el talento de su padre, sino que ha realizado hazañas increíbles, que lo convierten en uno de los mejores caballos de todos los tiempos. Cuando vemos el nombre de Forli en una carta de pedigree de un potrillo, no sabemos si el mismo será fondista o velocista o si hará doma o salto, pero de algo estamos seguros y es “que tiene talento”.